7 ideas para decorar un salón de estilo nórdico

El estilo nórdico es uno de los estilos decorativos más populares actualmente. Procede como su propio nombre indica de los países nórdicos y se caracteriza por ser un estilo que busca que las estancias sean prácticas y luminosas.

Pero, ¿Cómo aplicar este estilo decorativo en tu vivienda? Hay algunas claves para aplicar este estilo en un hogar. Y en este artículo nos vamos a centrar en una estancia, ya que vamos a explicar 7 ideas para decorar un salón de estilo nórdico.

  1. Apuesta por el blanco

El blanco es el color característico del estilo nórdico. Así, el blanco no puede faltar en cualquier estancia o vivienda que apueste por este estilo decorativo.

El tono se puede utilizar para pintar las paredes, para los muebles, los textiles o los elementos decorativos.

Además, se puede apostar por el blanco puro o por otras tonalidades como el blanco roto, el blanco seda, el blanco frío, el blanco hueso o el blanco tiza. En cualquier caso, al utilizar este color se gana luminosidad por lo que es perfecto para aquellas estancias que no disponen de abundante luz natural. También es perfecto para estancias pequeñas, ya que aporta una sensación de mayor amplitud.

  1. Crea una paleta de colores complementarios

Para que toda la estancia no sea del mismo color y se convierta en un espacio aburrido puedes crear una paleta de colores complementarios. Por ejemplo, junto al blanco quiero utilizar el gris para tener un espacio moderno y con un toque frío. Pues bien, el blanco lo puedes usar en los elementos más importantes de la estancia como los muebles o las paredes. Y después emplear el gris para pequeños detalles como las cortinas, la alfombra, las ventanas o los cuadros.

Pero el gris es tan sólo un ejemplo. Puedes crear una paleta de colores complementarios a tu gusto. Aunque ten en cuenta que lo que quieres es conseguir un salón de estilo nórdico. Por lo que tampoco te deberías pasar con el color y emplear tonos fríos.

  1. Coloca muebles prácticos

Como hemos explicado al comienzo de este artículo el estilo nórdico se caracteriza porque busca crear espacios prácticos. Así que los muebles deben tener este objetivo. Y es que los muebles de estilo nórdico son muebles de líneas rectas y simples que cumplen una función.

A diferencia de otro tipo de muebles, que además de cumplir una función aportan decoración y estilo a la estancia, son creativos o tienen líneas originales para destacar.

  1. Pon plantas para aportar calidez

Para tener un salón de estilo nórdico y al mismo tiempo cálido un truco es poner plantas. Y además de aportar calidez también darán un toque natural a la estancia.

Algunas plantas que combinan a la perfección con el estilo nórdico son los bonsáis, el jazmín, los lirios de la paz, la planta lengua de vaca o el ficus robusta. Aunque estas tan sólo son algunas plantas que quedan muy bien por sus características, pero puedes poner en tu salón las plantas de interior que más te gusten. Porque el objetivo es aportar color y naturalidad a la habitación.

  1. Instala paneles japoneses en las ventanas

Otra idea para conseguir un estilo nórdico en el salón es apostar por los paneles japoneses para decorar las ventanas. “Los paneles japoneses son un tipo de cortina vertical que aporta belleza, estilismo, funcionalidad y modernidad a una estancia. Por lo que son perfectos para utilizar en una habitación de estilo nórdico”, explican desde Replus, empresa especializada en ventanas y cerramientos que cuenta con un amplio catálogo de cortinas decorativas.

  1. Añade materiales naturales

Antes hemos señalado que además el blanco puedes crear una paleta de colores para utilizar en tu estancia. Pero si quieres tener un salón acogedor, cálido y natural puedes añadir además materiales naturales.

Es decir, puedes utilizar muebles de madera, poner algún detalle de piedra o usar decoraciones elaboradas con fibras naturales que tan de moda están actualmente.

  1. Combina con otros estilos

Y otra idea para tener un salón de estilo nórdico moderno y a medida es combinar este estilo con otros. Por ejemplo, si además del estilo nórdico te apasiona el mediterráneo puedes crear una estancia que combine ambos estilos y tenga matices de cada una de estas decoraciones.

La mezcla de varios estilos es una tendencia en interiorismo y la verdad es que permite crear espacios únicos y diferentes, alejados de las habitaciones sin personalidad y frías. Aunque eso sí, hay que tener cuidado al combinar diferentes estilos porque al igual que se pueden crear espacios únicos, la línea con la falta de gusto puede ser muy débil.

Publicaciones relacionadas

Frutos secos: cuáles son los mejores para nuestra salud

Frutos secos: cuáles son los mejores para nuestra salud

Los frutos secos se han convertido en el mejor amigo para ver un partido de fútbol junto a una cerveza, el mejor amigo para conversar en un bar junto a…
8 ideas para decorar dormitorios pequeños

8 ideas para decorar dormitorios pequeños

Decorar una habitación siempre es todo un reto, y más si la habitación es pequeña. Por un lado, se espera que quede bonito y por otro, que el dormitorio sea…
Razones para decorar tu casa con una chimenea eléctrica

Razones para decorar tu casa con una chimenea eléctrica

A veces queremos darle un toque especial y diferente a nuestra casa, pero no se nos ocurre que puede ser. Generalmente si pensamos en chimeneas, de inmediato la asociamos con…