El envasado del aceite también cuida de nuestra salud

El aceite de oliva, una de las bases de la dieta mediterránea, es un producto que forma parte de nuestra cultura, de nuestra agricultura, nuestra actividad comercial y por supuesto nuestra gastronomía desde la antigüedad. No en vano actualmente nuestro país es el primer productor y exportador mundial de aceite de oliva y, con objeto de establecer unas normas de comercialización, almacenamiento y distribución del mismo, con fecha 2 de septiembre de 2021 entró en vigor el Real Decreto 760/2021, de 31 de agosto, por el que se aprueba la norma de calidad de los aceites de oliva y de orujo de oliva, que será de aplicación a todas las instalaciones de elaboración y comercialización de aceite de oliva y de orujo de oliva radicadas en España, así como a los operadores que lo elaboren o comercialicen.

El artículo 7 establece las obligaciones específicas que deberán tener los envases, centrándose en los requisitos necesarios para garantizar que los envases sean aptos para el consumo humano, que protejan su contenido sin alterar su composición ni afectar negativamente a sus características, así como asegurar que dichos envases protegerán a los aceites que contienen de cualquier práctica fraudulenta destinada a substituir o reemplazar el contenido del envase por uno distinto y de inferior calidad.

Las obligaciones que deberán regir el uso de los envases son:

  • Los envases en los que se presentarán los aceites estarán limpios, serán de materiales aptos para uso alimentario y que protegerán a los aceites de los procesos oxidativos, sin que en ningún caso dichos envases puedan modificar las características del contenido ni transmitir sabores u olores extraños, ni ocasionar alteraciones al producto.
  • Los aceites de oliva y de orujo de oliva deben estar siempre protegidos de condiciones ambientales adversas que puedan alterar sus características fisicoquímicas y organolépticas y por tanto se debe garantizar que se almacenaran, transportaran y comercializaran al abrigo de la luz y el calor.
  • Los envases de los aceites de oliva y de orujo de oliva destinados a la venta o entrega al consumidor final, incluyendo aquellos entregados por las almazaras a sus cosecheros para su consumo, así como aquellos suministrados a colectividades, deberán disponer de un dispositivo de cierre irrecuperable e inviolable. Además, deberán estar etiquetados con arreglo a la normativa vigente.
  • Los envases destinados a la venta al consumidor final incluyendo aquellos suministrados por las almazaras a los cosecheros para su consumo tendrán una capacidad máxima de cinco litros. Los aceites suministrados a colectividades podrán asimismo comercializarse en envases de diez, veinte, veinticinco y cincuenta litros de capacidad.
  • Los envases que se pongan a disposición de los consumidores finales, en los establecimientos de las colectividades dispondrán de un sistema de protección que impida su reutilización una vez agotado su contenido original.
  • Los envases que se pongan en el mercado deberán cumplir asimismo con las prescripciones previstas en la normativa sobre envases y residuos de envases.

El artículo 8.2 establece que en las instalaciones destinadas a la obtención de aceite de oliva y orujo de oliva quedan prohibidas, entre otras cosas, las siguientes:

  • El lavado alcalino de los aceites, excepto en las refinerías.
  • La realización de procesos de esterificación o cualquier práctica que pueda alterar la estructura glicerídica del aceite.
  • El tratamiento de los aceites con aire, oxigeno, ozono u otras sustancias químicas oxidantes salvo el necesario para el bombeo en los trasiegos, la inertización de envases y depósitos, y homogeneización mediante nitrógeno u otros gases inertes, sin perjuicio de la legislación de la Unión Europea.
  • La tenencia o manipulación en las instalaciones dedicadas a la extracción, refinación, envasado o almacenamiento a granel de aceites de oliva y de orujo de oliva, de glicerina, grasas o aceites de animales, vegetales, industriales o de síntesis y de cualquier sustancia no autorizada, cuyo empleo no esté autorizado ni justificado.

¿Cuáles son las principales variedades de aceitunas utilizadas en España?

Las principales variedades de aceitunas utilizadas en España para la producción de aceite de oliva son:

  • Picual o marteña. Es la más común, representando el 50 % de la producción española. Se cultiva sobre todo en la provincia de Jaén, donde se encuentra el Centro de interpretación Olivar y Aceite, un centro de interpretación de carácter turístico y museístico dedicado a la divulgación del aceite de oliva virgen.
  • Materia prima de los aceites de Córdoba y Málaga.
  • Al igual que la hojiblanca se cultiva en Córdoba y Málaga, principalmente.
  • Característica de Cataluña.
  • Cultivada en el Bajo Aragón.
  • Habitual en Castilla-La Mancha y Extremadura.

Publicaciones relacionadas

¿Cómo protegernos de los productos químicos en los trabajos de limpieza?

¿Cómo protegernos de los productos químicos en los trabajos de limpieza?

Cuando realizamos trabajos de limpieza, ya sea en casa o como parte de nuestro trabajo en empresas negocios o industrias, solemos utilizar productos químicos, que de no saberlos manipular bien,…
Feng shui, la sabiduría oriental que cambiará tu vida

Feng shui, la sabiduría oriental que cambiará tu vida

Del lejano Oriente han venido a Occidente inventos que han supuesto una revolución. El más conocido es el de pólvora, pero también de Oriente ha llegado la brújula, un invento…
La decoración y funcionalidad de los muebles, más importante que nunca

La decoración y funcionalidad de los muebles, más importante que nunca

La calidad de vida depende, en muchas ocasiones, de bastantes más cosas de las que podemos llegar a pensar. Por poner un ejemplo: seguro que casi todas las personas que…