Salamanca en verano

Si bien es verdad que en el interior de España, en época estival, las temperaturas pueden ser insufribles, la realidad es que precisamente por eso es la mejor época para visitar ciertas ciudades que en otras épocas del año están atestadas de turistas. ¿Puedes ir a la playa a disfrutar del mar? Por supuesto. ¿Puedes pillarte un “todo incluido” en un hotel resort con piscinas y monitores para los peques? Claro que sí. Pero jamás podrás visitar ciudades como Toledo, Sevilla o Cuenca con la misma libertad que ahora, con 35 grados a la sombra.

Eso sí, busca la comodidad. En nuestro caso, que vamos a visitar Salamanca, hemos optado por alojarnos cerca de la ciudad pero a las afueras y disfrutar así de las noches más fresquitas y de un entorno mágico en Casa Imperial Salamanca.

Qué ver en Salamanca

  1. Plaza Mayor

La Plaza Mayor, situada en el corazón del centro histórico, es una de las plazas más bonitas de España y uno de los lugares que visitar en Salamanca con más encanto.

De estilo barroco, construida entre 1729 al 1756, la plaza es un cuadrilátero imperfecto en el que destacan sus arcos de medio punto y los edificios históricos que rodean la ciudad y entre los que no puedes perderte sus construcciones más importantes como los pabellones Real, de San Martín y de Pretineros, el Ayuntamiento y la centenaria cafetería Novelty, donde se reunían los grandes artistas de la ciudad.

Otra de las características de esta plaza son los medallones situados entre los arcos que representan personajes ilustres de la ciudad y antiguos reyes.

Nosotros recomendamos pasar por la Plaza Mayor en diferentes momentos del día y sentarte en alguna de las terrazas para tomar algo mientras disfrutas de un gran ambiente en el que se mezclan turistas, locales y estudiantes.

  1. Universidad de Salamanca

La Universidad, fundada en 1218 por Alfonso IX, es la más antigua del mundo hispano, incluida España, y otro de los lugares que ver en Salamanca imprescindibles.

Este histórico edificio tiene una preciosa fachada exterior de estilo plateresco, llena de elementos decorativos tallados en piedra, entre los que sorprende la figura de una rana encima de una calavera, que dicen debes ver, si quieres aprobar los exámenes.

En el interior de la universidad, en el que han impartido clases personajes como Miguel de Unamuno y ha tenido estudiantes como Hernan Cortés, se encuentra el edificio de las Escuelas Mayores que incluye varias aulas, el claustro y la antigua biblioteca.

Si no quieres pagar los 10 euros que cuesta la entrada puedes acercarte al edificio de las Escuelas Menores, en el que se impartían los estudios de bachiller y donde se encuentra la famosa pintura «El Cielo de Salamanca«.

Horario de visita: de lunes a sábado de 10h a 20h. Los domingos cierra a las 14h.

  1. La Catedral

Una de las mejores cosas que hacer en Salamanca es entrar en la Catedral Nueva que te permite llegar por el interior hasta la Catedral Vieja.

El hecho insólito de tener dos catedrales en la misma ciudad es producto de haber construido una catedral nueva entre los siglos XVI y XVIII que iba a sustituir a la vieja, pero que finalmente se decidió mantener en pie.

La Catedral Nueva, construida en estilo gótico tardío, es la segunda más grande de España e impresiona por su campanario de 110 metros de altura y por la fachada exterior, conocida como Puerta de Ramos, donde puedes ver numerosos elementos decorativos tallados en piedra entre los que sorprenden una figura de astronauta o un dragón con un helado, con los que el escultor quiso hacer un guiño a la ciudad.

Al entrar en su interior verás numerosas capillas entre la que destaca la Capilla Mayor, además del Coro y el Altar Mayor y desde el muro sur de la Catedral Nueva puedes acceder a la Catedral vieja, otro de los lugares que visitar en Salamanca más bonitos.

Esta iglesia construida entre los siglos XII y XIV, en estilo románico y gótico, tiene en su interior un precioso retablo mayor y varias antiguas capillas como la de San Martín y la de Santa Bárbara.

Horario de visita: de lunes a sábado de 10h a 20h de abril a septiembre. El resto de meses cierra a las 18h.

  1. Casa de las Conchas

La Casa de las Conchas es un palacio señorial construido a finales del siglo XV y otro de los edificios que ver en Salamanca más sorprendentes.

En la fachada y el interior de este palacio se puede apreciar la combinación de estilos gótico, renacentista y mudéjar y una de las características de esta combinación de estilos son las más de 300 conchas de la fachada que dan nombre a la casa y que según una leyenda, debajo de una de ellas se encuentran escondidas las joyas de los antiguos propietarios.

Además de hacer fotos de su exterior merece la pena entrar de forma gratuita a su interior para ver su bonito patio.

Horario de visita: de lunes a viernes de 9h a 21h, sábados de 9h a 14h y domingos cerrado.

  1. Huerto de Calixto y Melibea

El Huerto de Calixto y Melibea es un reducido espacio verde ajardinado que fue escenario de los encuentros amorosos de los protagonistas de La Celestina, título con el que se popularizó la Tragicomedia de Calisto y Melibea de Fernando de Rojas.

Además de ser un lugar inspirador de obras literarias, este cuidado jardín situado sobre la antigua muralla de la ciudad es perfecto para refugiarse del calor y relajarse con vistas a la parte alta de la Catedral.

  1. La Clerecía, uno de los lugares que visitar en Salamanca

La Clerecía o Colegio Real de la Compañía de Jesús es el mejor mirador y otro de los lugares que visitar en Salamanca.

Este edificio, situado delante de la Casa de las Conchas, tiene un colegio con un precioso claustro y una iglesia con una fachada de 3 cuerpos y un interior en el que destacan el Retablo Mayor y la Sacristía.

Para ver mejor este retablo y el interior de la iglesia, puedes subir a las Torres de la Clerecía desde donde tendrás desde la parte más alta unas magníficas perspectivas del casco antiguo.

Horario de visita: todos los días de marzo a noviembre de 10h a 20h. El resto de meses cierra a las 18h.

  1. Palacio de la Salina y de San Boal

Uno de nuestros edificios favoritos que ver en Salamanca es el Palacio de la Salina de estilo plateresco y construido en 1538.

Esta mansión señorial tiene una fachada decorada con medallones y un precioso patio interior de dos alturas sostenidos por arcos y con varios elementos decorativos en capiteles y ménsulas.

Otro de los palacios que visitar en Salamanca es el de San Boal del siglo XV con una llamativa fachada esgrafiada y un bonito patio renacentista.

Horario de visita Palacio de la Salina: de martes a domingo de 11:30h a 13:30h y de 18h a 21h.

Horario de visita Palacio de San Boal: de lunes a sábado de 18h a 21:30h. Domingos y festivos de 11h a 14h y de 18h a 21h.

  1. Puente Mayor del Tormes

Cruzar el Puente Mayor del Tormes, un antiguo puente romano construido a la segunda mitad del siglo I, es otra de las mejores cosas que hacer en Salamanca.

Este puente de piedra de más de 300 metros ha sido reconstruido y reparado a lo largo de los siglos por diferentes riadas del río Tormes e intentos de demolición.

Al principio del puente se encuentra la estatua más antigua de la ciudad en forma de verraco de piedra y una estatua de metal que representa El Lazarillo de Tormes, en el que se menciona dicho verraco.

  1. Convento de San Esteban

El Convento de San Esteban, perteneciente a la orden de los Dominicos y construido entre 1524 y 1610, es uno de los edificios que visitar en Salamanca más bonitos.

El exterior impresiona por su fachada decorada al estilo plateresco, con abundante decoración tallada en piedra en el que destaca el martirio de San Esteban y en su interior el impresionante claustro de dos niveles y la iglesia con varios rincones con encanto como la Sacristía, el Coro, el Retablo Mayor y la Escalera de Soto.

Una opción interesante para conocer la historia de este convento y el de Las Dueñas, es reservar esta visita guiada en español que incluye la entrada a estos dos monumentos.

Horario de visita: todos los días de 10h a 14h y de 16h a 18h de noviembre a marzo. El resto de meses cierra a las 20h.

  1. Casa Lis

La Casa Lis, un palacete modernista situada encima de la antigua muralla que rodeaba la ciudad en la Edad Media, es la última recomendación de la lista de lugares que ver en Salamanca.

Este edificio construido en 1905 tiene en la fachada sur formada por dos galerías de cristal y hierro, su gran joya.

En su interior puedes recorrer el Museo de Art Nouveau y Art Dèco, que alberga una magnífica colección de muñecas de porcelana, y un gran patio cubierto por una espectacular vidriera.

El precio de la entrada es de 4 euros y por 6 euros más puedes reservar esta visita guiada para conocer mejor la historia de la casa y su museo.

Horario de visita: todos los días de 11h a 20h del 15 de marzo al 15 de noviembre. El resto de meses abre de martes a viernes de 11h a 14h y de 16h a 19h, los sábados y domingos de 11h a 20h.

Publicaciones relacionadas

¿Cómo protegernos de los productos químicos en los trabajos de limpieza?

¿Cómo protegernos de los productos químicos en los trabajos de limpieza?

Cuando realizamos trabajos de limpieza, ya sea en casa o como parte de nuestro trabajo en empresas negocios o industrias, solemos utilizar productos químicos, que de no saberlos manipular bien,…
El envasado del aceite también cuida de nuestra salud

El envasado del aceite también cuida de nuestra salud

El aceite de oliva, una de las bases de la dieta mediterránea, es un producto que forma parte de nuestra cultura, de nuestra agricultura, nuestra actividad comercial y por supuesto…
Feng shui, la sabiduría oriental que cambiará tu vida

Feng shui, la sabiduría oriental que cambiará tu vida

Del lejano Oriente han venido a Occidente inventos que han supuesto una revolución. El más conocido es el de pólvora, pero también de Oriente ha llegado la brújula, un invento…