¿Cómo ser profesora de F.P.?

La Formación Profesional está en continuo crecimiento en nuestro país. Una solución viable para que los jóvenes puedan plantearse un futuro laboral, y una alternativa para aquellos profesionales que deseen dedicarse a la docencia. Te explicamos que requisitos necesitas y que opciones tienes para ser profesora de F.P.

En el curso 2021-2022 se superó el millón de estudiantes de Formación Profesional en España. Se debe, en gran medida, a que es la formación académica con más salida profesional. Presenta una gama amplia de especialidades, con distintos niveles de cualificación, módulos de grado medio y grado superior, adaptados a las exigencias del mercado laboral.

Ya no es, como lo era antes, la alternativa para aquellos alumnos que no querían seguir estudiando o deseaban incorporarse enseguida al trabajo. Algunos estudiantes de bachillerato sopesan la posibilidad de cursar un módulo superior en lugar de matricularse en la universidad.

La formación que recibirán será más técnica y más ligada al trabajo. El desarrollo de la producción requiere de una mano de obra cada vez más especializada. Con trabajadores cualificados que puedan acometer las tareas que precisan la incorporación de las innovaciones tecnológicas en las empresas.

España se ha convertido en una economía de servicios, donde para poder prestar una atención de calidad, necesita de una mano de obra formada. Para capacitar a los futuros trabajadores, cada vez se necesita más personal docente con conocimientos específicos sobre las distintas ramas profesionales.

Un sistema educativo en el que los profesionales actuales forman a los profesionales del futuro, con una formación ligada a lo que demanda el mercado laboral y a lo que se van a encontrar en las empresas.

Requisitos para ser profesor de F.P.

Como explica en su página web, la Universidad Internacional de La Rioja UNIR se necesita cumplir una serie de requisitos generales y otros específicos relacionados con la formación que se va a impartir.

  • Requisitos generales:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener la nacionalidad española.
  • No padecer ninguna enfermedad ni limitación física o psicológica que afecte al desempeño de las funciones de un profesor de F.P.
  • No estar inhabilitado, por medio de un expediente disciplinario o sentencia judicial, para ocupar un cargo público.
  • Acreditar, mediante el título que expide la Escuela Oficial de Idiomas, el conocimiento de la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma donde se va a realizar la actividad, en aquellos territorios donde sea necesario.
  • Requisitos específicos.

  • Tener una carrera universitaria o ciclo formativo de grado superior relacionado con la especialidad que se va a impartir.
  • Para el profesorado sin carrera, se les exige que estén en posesión del Certificado Oficial de Formación Pedagógica y Didáctica.
  • Para el profesorado con formación universitaria deben haber cursado el Máster en Formación de Profesorado, el antiguo CAP.

Este máster consiste en proporcionar a los licenciados y diplomados universitarios herramientas necesarias para impartir sus conocimientos en el aula. Están exentos de realizarlo quienes estén en posesión del título CAP (Certificado de Aptitud Pedagógica), quienes con anterioridad al 2009 hayan impartido dos o más cursos académicos completos y los que antes de esta fecha hayan finalizado la carrera de Magisterio, Pedagogía y Psicopedagogía.

Oposiciones.

La alternativa más estable para trabajar como profesor de FP es conseguir plaza aprobando unas oposiciones públicas. Las Comunidades Autónomas convocan, cuando lo necesitan, oposiciones para cubrir las vacantes que aparecen en los Institutos de Enseñanza Secundaria y Superior que imparten módulos de Formación Profesional.

Lo publican en los Boletines Oficiales de la Comunidad Autónoma y a ellas se puede presentar cualquier ciudadano español que cumpla los requisitos exigidos. En el decreto de convocatoria se menciona el temario sobre el que versarán las pruebas de selección. Las oposiciones constan de dos fases:

Fase de oposición. Consiste en dos exámenes para valorar los conocimientos y aptitudes pedagógicas de los aspirantes. Suponen el 60% de la nota final.

El primer examen es una prueba práctica escrita. Consta de dos partes, por un lado, una serie de preguntas o supuestos prácticos relacionados con la asignatura que se va a impartir; y por otro, el desarrollo de un tema elegido por el aspirante entre varias opciones que presenta el examen.

El segundo examen es una prueba oral. El aspirante presenta ante el tribunal evaluador una programación didáctica de su asignatura y desarrolla una de las unidades. La prueba oral tiene una puntuación de 0 a 10.

Para aprobar es necesario obtener una nota mínima de 5 en cada una de las dos pruebas. La nota final se calcula con la media de los dos exámenes.

Fase de concurso. Supone el 40% de la nota final, y solo se valora en aquellos aspirantes que han aprobado la prueba de oposición. En ella se tienen en cuenta 3 criterios:

  1. Expediente académico. Suma un máximo de 6 puntos sobre 10. Incluye el título universitario o ciclo superior de Formación Profesional, los másteres, doctorados, certificado de Formación Pedagógica, etc.
  2. Experiencia docente. Suma un máximo de 7 puntos. En ella se valora la experiencia del aspirante en la enseñanza pública o privada, su trabajo como profesor interino, sustituciones, etc. Todo ello bajo baremos preestablecidos en la propia convocatoria.
  3. Otros méritos. Suman un máximo de 3 puntos. En ella se suelen tener en cuenta cursillos de perfeccionamiento y reciclaje profesional recibidos por el aspirante por iniciativa propia, así como otros conocimientos adicionales.

Entre los tres criterios suman un máximo de 10 puntos, que se añaden de forma ponderada a la nota de la oposición. Hay que recordar que el corte lo fija el número de plazas convocadas. Si la convocatoria es para cubrir 25 puestos de profesor, consiguen la plaza las 25 personas que hayan obtenido mejor puntuación. Aprobar la oposición con más de 5 no implica necesariamente pasar a ser funcionario.

Gran parte de los aspirantes son personas que están realizando otra actividad. Se presentan a la oposición para promocionarse laboralmente o conseguir un trabajo fijo. Siempre es recomendable, aunque se tenga experiencia, prepararse bajo la supervisión de una academia especializada en preparar estas pruebas. Los preparadores de Oposiciones de Enseñanza, una academia de Valladolid, señalan lo importante que es realizar una preparación adaptada a las circunstancias del alumno. Es decir, que puedan impartir una formación online, presencial o mixta, y que hagan hincapié en la prueba oral. De manera que el candidato se presente en las mejores condiciones posibles, con independencia de sus circunstancias personales. Este modelo flexible es el que utilizan cada vez más academias de opositores.

Una vez superada la oposición, el candidato pasa por un periodo de prueba de entre 3 meses y un curso completo. Concluido este, pasa a ser funcionario público de enseñanza.

Bolsas de trabajo.

Las Comunidades Autónomas gestionan bolsas de trabajo para cubrir bajas e imprevistos que surgen en los centros educativos por medio de personal interino. En ellas se puede inscribir cualquier ciudadano español que cumpla con los requisitos del puesto con independencia de que resida o no en el territorio en cuestión.

Son bolsas dinámicas, en continua reclasificación, con un ranking establecido en función de la antigüedad y del tiempo trabajado. Cuando se produce una baja, el centro educativo se lo comunica a la consejería de educación y esta la cubre con el primer puesto disponible en la bolsa. El trabajador seleccionado deberá presentarse el siguiente día hábil en el puesto asignado.

La renuncia a una sustitución implica la pérdida de puestos en el ranking de la bolsa. Varias renuncias reiteradas pueden suponer la expulsión de la bolsa de trabajo.

Existen bolsas de enseñanza muy activas que suelen ofrecer trabajo a lo largo de todo el año, como la de la Generalitat de Catalunya o la de las Islas Baleares, en ambas se exige que el candidato esté en posesión del certificado C1 de catalán, expedido por la Escuela Oficial de Idiomas.

Como explica la Junta de Andalucía, cuando se abre la bolsa de trabajo, el candidato tiene un plazo de 10 días hábiles para inscribirse desde que se publica la resolución en el Boletín Oficial de la Comunidad autónoma. La inscripción se puede realizar presencialmente en cualquier oficina provincial de la Consejería de Educación o por vía telemática.

Además de rellenar el formulario pertinente, habrá que adjuntar una fotocopia del DNI y de los documentos acreditativos de los méritos alegados: Título universitario, Diploma del módulo de grado superior, certificado de idiomas, etc.

En el caso de que la inscripción se realice por internet, los documentos se enviaran escaneados por PDF. La consejería se guarda el derecho de verificación de los mismos. Si los títulos se han expedido en el extranjero, deben ir acompañados de una copia traducida al castellano.

Otra de las opciones que se tienen para trabajar como profesora de Formación profesional es ser contratada como docente en un Centro privado con licencia para expedir títulos reglados. El Ministerio de Educación lleva un control preciso del profesorado de F.P. Aunque trabajen en la enseñanza privada, deberá cumplir los requisitos establecidos y estar debidamente capacitada. En este caso no es imprescindible la nacionalidad.

Ser profesora de F.P. es una opción de trabajo interesante para profesionales cualificados que quieren formar a los futuros trabajadores de un sector determinado.

 

 

Publicaciones relacionadas

Viajar a través de la arquitectura

Viajar a través de la arquitectura

Viajar es una de las mejores formas de conocer mundo. Adentrarse en otras culturas y costumbres. Embeberse de sus tradiciones y, sobre todo, aprender. La inmensa mayoría de viajeros, viajan…
Drogas que producen esquizofrenia.

Drogas que producen esquizofrenia.

La comunidad psiquiátrica coincide en señalar que existe una relación directa entre el abuso de drogas y la posibilidad de padecer esquizofrenia. Esto afecta incluso a las llamadas drogas blandas:…
Propiedades de la naranja

Propiedades de la naranja

Todos conocemos de sobra las virtudes de la naranja dentro de la dieta. Una de las frutas más consumidas a nivel mundial, cuyos múltiples beneficios aportan a la dieta, vitaminas…