Propiedades de la naranja

Todos conocemos de sobra las virtudes de la naranja dentro de la dieta. Una de las frutas más consumidas a nivel mundial, cuyos múltiples beneficios aportan a la dieta, vitaminas y nutrientes esenciales para el mejor desarrollo de las funciones del organismo. Hablar de la naranja, es como hablar del tiempo, siempre en boca de todos. No vamos, por lo tanto, a destripar ningún misterio ni a contar cosas novedosas sobre novedosos estudios que han dado como resultado nuevos aspectos sobre este alimento.

De la fruta nacional por excelencia, ya lo sabemos todo. O creemos saberlo todo. No obstante, vamos a repasar todo eso que ya sabemos, para que no se nos olvide incluir una naranja en nuestra dieta diaria.

Como ya sabemos, la naranja, es sin lugar a dudas, la fruta por excelencia de la temporada invernal. Aunque puede consumirse durante todo el año, es en este momento del mismo, cuando se encuentra en todo su apogeo. Si no, que se lo digan a nuestros amigos de Naranjas al día, expertos en el sector de los cítricos.

Dentro de la familia de las Rutáceas, el genero citrus, es el más importante, contando con veinte especies con frutos comestibles. Estos frutos, son todos ricos en vitamina C. Obviedad sobre la naranja por todos conocida, pero recordémoslo.

No puede ser de otra manera, existen como es lógico, diferentes variedades de esta rica y saludable fruta. Cada una de esas variedades con unas características bien definidas que las diferencian entre sí. Sobre todo, en el sabor y la jugosidad. Para el consumo de habitual como mera fruta, las dulces son las mas apropiadas. Las que cuentan con mayor acidez, se utilizan como ingrediente de otros productos o recetas, como mermeladas, compotas o zumo.

Composición nutricional de la naranja

También es conocida a nivel mundial, su composición, rica en vitamina C, flavonoides, ácido fólico, potasio, magnesio…

Aun sabiéndolo, no está demás, hacer un repaso por los nutrientes que aporta y su función en el organismo. ¿Qué nos aportan cien gramos de naranja? Para empezar, cuarenta con treinta y siete calorías. Ochenta y seis con nueve gramos de agua. Un gramo de proteína y cero con diez de grasas. Ocho con veinticinco gramos de carbohidratos y uno con sesenta y nueve de fibra. En cuanto a minerales, doce con seis miligramos de magnesio y ciento setenta y nueve de potasio. Vitamina A cuarenta microgramos, carotenoides, doscientos cuarenta y ácido fólico, treinta y nueve. En último lugar, la Vitamina C, de la que aporta cincuenta y dos miligramos.

Con tanto elemento en su composición, si puede resultar más difícil, conocer que hacen cada uno de estos nutrientes. Por ello, vamos a comentar brevemente cada uno.

La vitamina C es un antioxidante que combate los radicales libres que contribuyen al envejecimiento y deterioro del organismo. Es fundamental para el correcto crecimiento y desarrollo del mismo, además de para la reparación de los tejidos, ayudando en la formación de las proteínas que componen piel, tendones y ligamentos. Propicia la cicatrización y es una gran aliada en la absorción del hierro.

Los aportes de la vitamina A son fundamentales para un buen funcionamiento de la retina y mantener el buen estado de piel y mucosas. Participa en la formación y el mantenimiento de los dientes, los tejidos blandos y los huesos.

El ácido fólico, vitamina B9 o folato, interviene en los procesos de producción de los glóbulos rojos y la formación de anticuerpos, el desarrollo del sistema nervioso y contribuye en la síntesis del material genético. Es fundamental a la hora de prevenir la anemia y la espina bífida durante el embarazo.

Los aportes de fibra soluble e insoluble, ayudan en la digestión y aportan volumen a las heces. Esto contribuye al buen funcionamiento del tracto digestivo y los intestinos. En la naranja, la fibra se encuentra fundamentalmente en la parte blanca existente entre la corteza y la pulpa y su consumo favorece el transito intestinal.

Minerales como el potasio son indispensables para la transmisión del impulso nervioso, participando en la contracción de los músculos y el equilibrio hídrico de las células. La perdida de electrolitos puede derivar en calambres musculares por lo que es fundamental una dieta rica en alimentos que aporten los niveles apropiados de potasio.

Beneficios del consumo de naranja

Teniendo en cuenta los nutrientes que aportan y la función que poseen los mismos en el organismo, es fácil adivinar cuales son los múltiples beneficios que ofrecen las naranjas.

Gracias a la vitamina C y los flavonoides, su acción antioxidante protege a las células de los daños que causan los radicales libres que propician el desarrollo de enfermedades y el envejecimiento. Igualmente, la vitamina C inhibe la oxidación del tan temido colesterol “malo”, impidiendo que se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos. Previene de este modo la aterosclerosis.

Los flavonoides refuerzan la pared de los capilares, proporcionan elasticidad a las arterias y mejoran la circulación venosa. Además, posee un efecto antitrombótico.

Como ya hemos explicado, los aportes de fibra, ayudan a prevenir el estreñimiento y mejorar el transito intestinal.

En caso de sufrir anemia, es recomendable consumir naranjas junto con los alimentos ricos en hierro o acompañando los medicamentos utilizados para tratar la anemia. La vitamina C, favorece la absorción del hierro y la conversión del hierro férrico en ferroso, haciendo que este sea más asimilable para el organismo.

Una naranja mediana, aporta la cantidad de vitamina C recomendada, aunque en según que situaciones estas necesidades son mayores. Por estas razones, el consumo diario de una naranja esta altamente recomendado.

Habrá quienes se pregunten si es lo mismo consumir una naranja o un zumo de la misma. La respuesta, es no. La diferencia entre uno y otro modo de consumo, se encuentra en la cantidad de fibra y azúcar que aportan una y otra manera de consumirla.

Una pieza de fruta, aporta más fibra; un zumo, aporta más azúcar. Lógicamente, para obtener un vaso de zumo, se necesitan al menos dos naranjas, se pierde la fibra que queda en la piel y parte de la pulpa pero se obtiene todo el azúcar de las dos piezas.

De ahí, se entiende que, aunque el zumo de naranja sea natural y hecho en el momento, siga siendo más recomendable tomarse la fruta tal cual.

Como alimento, la naranja es fundamental en la dieta. En general, todas las frutas y verduras lo son. Su consumo habitual aporta al organismo los nutrientes necesarios que no aportan otro tipo de alimentos. Para que el cuerpo este al cien por cien y funcione correctamente, es fundamental incluir en la dieta este tipo de alimentos. Además de llevar una dieta rica y variada en todo tipo de alimentos, cuanto más naturales y menos procesados, mejor.

Por si fuera poco, la naranja, es un ingrediente estrella en gran cantidad de platos. Dentro de la cocina, las naranjas con grandes aliadas, ya sea para elaborar platos dulces o salados. Aunque es cierto que al cocinarlas, pierden parte de sus propiedades, incluirla en los platos, siempre será más saludable que utilizar productos procesados.

A la hora de elaborar todo tipo de recetas, aportan ese dulzor especial que a todo el mundo gusta. En preparaciones saladas, la acidez junto al dulzor, realzan todo tipo de sabores. Para los más sanos, incluirla en ensaladas, macedonias o compotas es la mejor manera de consumirla sin perder sus propiedades.

Sin duda, los cítricos son alimentos esenciales. La naranja, por su sabor, dulzor y seguramente por ese color tan vistoso y llamativo, es una de las frutas a las que muy pocos, se resisten.

 

Publicaciones relacionadas

Viajar a través de la arquitectura

Viajar a través de la arquitectura

Viajar es una de las mejores formas de conocer mundo. Adentrarse en otras culturas y costumbres. Embeberse de sus tradiciones y, sobre todo, aprender. La inmensa mayoría de viajeros, viajan…
Drogas que producen esquizofrenia.

Drogas que producen esquizofrenia.

La comunidad psiquiátrica coincide en señalar que existe una relación directa entre el abuso de drogas y la posibilidad de padecer esquizofrenia. Esto afecta incluso a las llamadas drogas blandas:…
¿Cómo ser profesora de F.P.?

¿Cómo ser profesora de F.P.?

La Formación Profesional está en continuo crecimiento en nuestro país. Una solución viable para que los jóvenes puedan plantearse un futuro laboral, y una alternativa para aquellos profesionales que deseen…